Posiciones de las sumisas BDSM | Ilustradas

Aplicar las posturas de sumisión es una de las formas más sublimes de Dominación, ya que condiciona mediante el lenguaje corporal la mente de nuestra sumisa.

La primera postura que aprendí, fue la de collar, nunca me había sentido tan dominada como cuando me dieron la orden.

-Sumisa Laura

Vamos a dividir las posturas de nuestra sumisa en 3 bloques: De pie, de rodillas y funcionales para dar mayor practicidad. Nota importante: No es necesario aplicar todas las posiciones en una misma sesión, es poco viable y muy cansado para nuestra sumisa, sin embargo, si debemos tener en nuestro haber las posiciones que considero básicas y es nuestra obligación como Dominantes entrenar a nuestra sumisa para que pueda ejecutar correctamente las posiciones, estas son: Collar, lista para complacer, espera, de rodillas y muro.

Poses de entrenamiento sumisión de pie:

Espera – Wait (obligatoria de aprender desde mi perspectiva): La sumisa coloca sus manos por detrás de la espalda y las piernas abiertas. Como su nombre lo indica, es para esperar ordenes del Dominante.

Atención – Attention: La sumisa esta atenta al entorno, es una posición natural la cual debe adoptar de forma proactiva durante la sesión sino ha tenido una orden nuestra.

Muro – Wall: (obligatoria de aprender desde mi perspectiva): La sumisa se recuesta a una pared con las piernas abiertas, inclinando su cuerpo hacia adelante, es perfecta para iniciar una sesión de Spanking.

A su servicio – At your service: Muy parecida a la de atención, es ideal cuando uno llama a la sumisa y ella vienen caminando, es una posición más de complacencia.

Inspección – Inspection: Se usa para inspeccionar el cuerpo de la sumisa, ya sea cuando esta desnuda o bien, revisar la prenda que le solicitamos vestir para esa sesión.

Poses de entrenamiento sumisión de rodillas:

Arrodillarse modestamente – Modest Kneel: Una posición de descanso que busca la complacencia e inocencia, ya que la sumisa usa las manos para taparse los genitales.

Collar – Collar me (obligatoria de aprender desde mi perspectiva): Es la posición que utilizamos para poner el collar a nuestra sumisa, de hecho, es la primera orden que debemos ejecutar con el fin de iniciar los juegos, esto es más protocolario pero con un simple gesto y posición ya quedan claros los roles que vamos a asumir.

De rodillas – Kneel (obligatoria de aprender desde mi perspectiva): Una posición de espera y de entrega. Hay que cuidar el detalle de las manos, las cuales están suavemente puestas sobre los muslos. Normalmente se entrena a la sumisa para que tenga la mirada hacia abajo.

Lista para complacer – Ready to Please (obligatoria de aprender desde mi perspectiva): Una posición de entrega máxima, las manos cruzadas y la boca abierta nos invitan a disfrutar y disponer de nuestra sumisa, acá no solo es para un acto sexual, esta posición nos funciona para poner pinzas en la boca, o incluso una mordaza. También la utilizo para que sostenga mi fusta con la boca.

Nadu: Una posición de espera, muchos Dominantes la utilizan como una de sus favoritas por lo estéticamente hermosa que es. A mi en lo particular prefiero la de modestia.

Poses de entrenamiento sumisión funcionales:

Muñeca Sexual – Sex Doll: Una posición especial para juegos de Bondage, nos sirve perfecto para comenzar ataduras o utilizar esposas y tobilleras en la cama.

Humildad – Humble: Es una posición de lista para servir. Como Dominantes, nosotros podemos instruir a nuestra sumisa que ejecute ciertas posturas de forma automática según el momento de la sesión, en lo particular, dependiendo de la sumisa es la segunda posición que deben de asumir una vez puesto el collar, eso se enseña en la primera sesión, y en el resto de sesiones la sumisa lo hace de forma automática.

Tabla – Table: Sirve para muchos propósitos, desde un reposadero para nuestros pies cuando estamos sentados, para poner elementos sobre la sumisa, por ejemplo: si estamos en un juego con dos sumisas, podemos pedirle a una que se ponga en esa posición y sobre ella poner las fustas, palas y látigos que usaremos en la otra sumisa que esta en la posición de muro. Un detalle que pasa por alto es que la cabeza debe estar con la mirada hacia abajo, solo la levanta para escuchar nuestras ordenes y responder.

Piso – Floor: Ideal para realizar juegos de cera, para realizar algún masaje o incluso para demostrar una sumisión total (ya que es la postura más baja de la lista).

De obediencia – Stool: Una posición de humildad que utiliza la sumisa para esperar la siguiente orden, o bien, para pedir perdón por alguna falta.

Recomendaciones:

Creo firmemente que la diferencia entre un Dominante novato y uno que va teniendo experiencia es la capacidad de enseñarle a la sumisa sus posiciones ya que requiere un esfuerzo doble por parte del Dominante: Uno para aprender correctamente los detalles de cada postura y dos, trasmitirlo correctamente a la sumisa.

Repito, es preferible aprender 3 o 4 posturas pero ejecutarlas con un tono de voz adecuado, con una mirada firme y con la suficiente autoridad de conocerla a detalle, que andar sabiéndose de memoria las 15 o más posiciones de la sumisa sin poder llevar a cabo ninguna.

En mis entrenamientos me gusta utilizar instrumentos que refuerzan mi autoridad, que no son necesarios pero dan una estética diferente, permiten crear el ambiente y escenografía ideal para cada sesión, en este caso, la fusta. Ella me permite corregir sin tocar a la sumisa, y en caso de no aplicar correctamente la posición azotarla como castigo.

Fusta BDSM

Por ultimo, hemos creado un curso virtual de juegos eróticos:

NO TE PIERDAS NADA

Te notificaremos cuando publiquemos un nuevo articulo

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.